Aislamiento venezolano: Chile dice que "no quiere tener embajador en Venezuela"

10/01/2019 Chris Novoselic

Luego que el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, se juramentara de manera ilegítima ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), las reacciones por parte de los países del continente latinoamericano no se hicieron esperar, por lo que varias naciones han decidido retirar definitivamente a sus embajadores de Venezuela.

Tal es el caso de Chile, tercer país que en menos de 12 horas tras la juramentación, retira sus relaciones diplomáticas con el Gobierno de Maduro. El primero fue Ecuador, seguido por Paraguay, quienes decidieron cerrar sus embajadas y retornar a sus respectivos embajadores.

El canciller chileno Roberto Ampuero, sentenció que "no queremos tener embajador en Venezuela", al tiempo que demostraba la fractura en las relaciones entre ambas naciones por los comentarios y arbitrariedades que cargó Maduro contra la administración chilena.

Al respecto recordó que el Ejecutivo venezolano criticó duramente al presidente Sebastián Piñera, a quien tildó de "pichón de Pinochet", a lo que respondió que "así como habla, así es él. Así es como trata a todo aquel que discrepa de su posición".

Le puede interesar: Henkel García: “Estamos a meses de ver un cambio relevante en lo económico” (+ tuits)

Del mismo modo, cuestionó la manera de gobernar de Maduro, cuyas ínfulas de superioridad le hacen arremeter contra sus homólogos hispanohablantes. "Imagínese cómo trata a los ciudadanos venezolanos que piensan de manera distinta. Chile no entra a ese tipo de lenguaje o descalificaciones de tipo personal", dijo Ampuero.

En este sentido, el ministro de Relaciones exteriores aclaró que a partir de ahora “para Chile, las relaciones están establecidas a un nivel de Estado a Estado, ya que no reconocemos al gobierno de Nicolás Maduro”.

Piñera no ha sido el único que se ve expuesto a insolencias por parte de los comentarios de Maduro. Horas antes de la juramentación, acusó al mandatario argentino, Mauricio Macri, de haber sido el “destructor de Argentina”, lo que originó la ira del país blanquiazul.

En tanto, Chile se sumó a la acción del Grupo de Lima "reforzando la articulación con otros países, en términos de las demandas al régimen de Maduro", por lo que ha dado la espalda a todo tipo de acuerdos o diálogos con el  actual gobierno venezolano.

Cabe destacar que la política exterior de Chile no ejecuta acciones de aislamiento, en su lugar se vincula siempre con países que tienen posturas semejantes; una clara alusión al acuerdo suscrito por las 12 naciones del Grupo de Lima que no reconocen a Maduro como presidente de Venezuela.

Redacción NotiVenezuela.com