BCV enamora dólares de la diáspora ofreciendo mejor tasa cambiaria

12/02/2019 Faviola Acosta - Sali

En vista de las sanciones impuestas por el Gobierno de Estados Unidos hacia la cúpula política de Venezuela  y específicamente a Petróleos de Venezuela (Pdvsa), eal no permitir importar ni exportar crudo, ha traído como consecuencia la disminución de los ingresos a la nación en moneda extranjera.

En medio del desespero porobtener divisas para la cancelación de las deudas millonarias que sostiene la nación con sus acreedores, el gobierno venezolano se ha reinventado una nueva estrategia económica, que permita a duras penas, alcanzar un ingreso mensual de unos 3 millones de dólares a la nación.

Esta nueva modalidad nace del Banco Central de Venezuela, que busca “enamorar” a los ciudadanos venezolanos que han tenido que huir del país por la fuerte crisis que se vive actualmente, para que depositen o vendan las remesas que pasan a sus familiares a casas de cambios autorizadas por el gobierno nacional y no a agentes externos o ilegales.

Tal es el caso de José Humberto Vivas, quien en por la necesidad de cambiar dólares, recurría generalmente a cambistas ilegales, ignorando los estrictos controles de cambio que existen en Venezuela.

Sin embargo, la semana pasada, Vivas guardó unos pocos dólares en su billetera y se dirigió a una casa de cambio regulada por el gobierno socialista, atraído por la inusitada perspectiva de conseguir una tasa de cambio más atractiva que la del mercado negro.

La casa denominada Italcambio, es una agencia de cambios donde habitualmente hay poco movimiento en el centro de Caracas, protegida por guardias armados quienes revisan la documentación de quienes se acercan a sus puertas.

Controles de Cambio

Como algo casi imperceptible, el pasado 28 de enero el gobierno nacional, devaluó la moneda venezolana en casi 50%, con lo que las tasas del mercado paralelo perdieron su atractivo.

No obstante el gobierno ahora paga por un dólar el valor de 3.303 bolívares, mientras que el mercado negro basado en la tasa fijada por DolarToday, pagan 3.120 bolívares. Siendo la primera vez que la tasa oficial es más alta que el mercado paralelo, desde que fueron instalados los controles de cambio, aseguran los analistas.

Los controles de cambio iniciaron en el año 2003 cuando el gobierno de Hugo Chávez, impuso un sistema socialista en el país, convirtiendo lo que era una operación sencilla en un dolor de cabeza.

El pasado 29 de enero, el Banco Central informó a través de un comunicado, que la devaluación como una medida de estabilización económica busca controlar la hiperinflación debilitando el mercado negro.

También puedes leer Régimen de Maduro endurece el control de remesas del extranjero en criptoactivos

Analistas alzan su voz y opinan que se trata más de una medida desesperada para conseguir dólares, debido a las sanciones de EEUU, que bloquea la llegada a Venezuela de los petrodólares y que podría costarle al gobierno 11.000 millones de dólares en los próximos 12 meses. Siendo esta venta, las más importantes para la nación, y la principal fuente de ingresos de moneda extranjera, dificulta la compra de medicamentos y alimentos en el extranjero, agravando así la situación y aumentando la escasez.

Russ Dallen, director general de Caracas Capital Markets, indicó que el gobierno en su desesperación, podría recibir de los más de 3 millones de venezolanos que huyeron del país en los últimos años, un aproximado de 1.000 millones de dólares, ya que si la tasa de cambio oficial es más alta que la ilegal, este podría ser un atractivo para enviar dólares a los familiares que aún quedan en el país.

“Están yendo por los dólares de la diáspora” afirmó Dallen.

El otro lado de la moneda

Los opositores al régimen de Maduro, aseguran que comprarle dólares al gobierno, sería financiar la represión. Otros afirman que la medida no anula la diferencia entre las dos tasas, que permite a los venezolanos ricos aprovechar la distorsión y acumular grandes ganancias.

Asdrúbal Oliveros, consultor de economía de Caracas, pronostica que el gobierno no logrará recaudar los dólares necesarios para cancelar las deudas que sostiene con acreedores extranjeros, ya que existen entidades bancarias como Bank of America, que debido a las sanciones de la Casa Blanca, han suspendido sus operaciones en Venezuela.

El gobierno y las entidades oficialistas sostienen una deuda de 150.000 millones de dólares, y la reserva de divisas extranjeras que tiene el régimen es de solo 8.000 millones.

Obligados a pagar los intereses de los prestamos (que aún están en mora) Maduro debe financiar su enorme déficit emitiendo nuevos bolívares, lo que genera mayor inflación, la cual, por cierto, se ubicó recientemente en más de 2 millones porciento.

Este sistema improvisado del gobierno en comprar dólares, parece generar más problemas que soluciones.

Redacción NotiVenezuela.com