Consecomercio denuncia que transporte de carga está paralizado en 60%

12/10/2018 Eucaris Megalos

Si hay un sector que ha aguantado los embates del socialismo del siglo XXI, ese es el comercio. Aun cuando los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro han hecho lo posible por quebrarles la cerviz y doblegarlos, aún hay muchos que se resisten a tirar la toalla y buscan la manera de reinventarse para no sucumbir como han hecho miles de pequeñas y medianas empresas e industrias a lo largo de esos casi 20 años de revolución.

No obstante la hiperinflación que ya lleva un año golpeando de manera inclemente a los venezolanos y las “medidas” adoptadas por el poder Ejecutivo en el Plan Nacional de Recuperación Económica avalado por la ilegal Asamblea Nacional Constituyente (ANC) – entre ellas el exorbitante incremento salarial de Bs.1 mil 800, equivalente a más de 3.400% en comparación con el ingreso mínimo vigente hasta el mes de agosto –, ha logrado en estos dos últimos meses profundizar la crisis hasta el punto de que más de 40% de los comercios del país bajaran sus santamarías, ante la imposibilidad de asumir los costos de la nómina.

Sin embargo, cada una de las cadenas que participa en el ciclo económico, viene librando sus propias batallas contra esta situación que se convirtió en anárquica e insostenible.

La presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), María Carolina Uzcátegui, informó este jueves que 60% del transporte de carga pesada que presta servicio para las grandes, medianas y pequeñas empresas en el país, está paralizado.

Durante un encuentro que se llevó a cabo en la Cámara de Comercio de Puerto Cabello – al cual asistieron los representantes de las cámaras regionales de Lara, Yaracuy, Carabobo, Guárico, Cojedes, Apure, Trujillo, Miranda y Caracas –, los agremiados escucharon los planteamientos formulados por el presidente de la Cámara de Transporte del Centro (Catracentro), Jonathan Durvelle, en torno a la situación del transporte de carga pesada en el país, pero también se analizaron las condiciones en que viene trabajando el principal muelle del país.

De acuerdo con la información reseñada por el portal El Universal, alertó que anteriormente Venezuela disponía de 800 mil unidades para el transporte de carga pesada, de distintos tamaños y capacidades, grandes, medianas y pequeñas, pero en la actualidad 60% de esa cifra se encuentra paralizada en su mayoría “por falta de repuestos y cauchos”.

Las unidades pueden ser recuperadas y reparadas tan pronto lleguen al país los repuestos y otros insumos que se requieren para activarlas”, dijo, no obstante lo elevado de sus costos hará poco probable que esto ocurra.

La vocera del gremio de comerciantes, indicó que los transportistas siempre buscan la manera de prestar un buen servicio a todas las empresas del país, porque a fin de cuentas lo más importante es garantizar que los productos lleguen a los locales comerciales y finalmente a manos de los consumidores.

También te puede interesar Asfixiados por la crisis, comercios venden sus vitrinas, estanterías y demás mobiliario

Sin embargo, Uzcátegui también se manifestó preocupada porque a la fecha “no ha llegado ningún tipo de producto” a Puerto Cabello para satisfacer la demanda navideña.

La dirigente empresarial presagió que las festividades del venidero mes de diciembre “no van ser ni remotamente parecidas a las épocas pasadas”.

Pero a pesar de las adversidades los empresarios siguen apostando por el potencial económico y por la pronta recuperación de Venezuela”, dijo la presidenta de Consecomercio, quien parece olvidar que eso no será posible mientras Nicolás Maduro y su entorno permanezcan al frente del país, pues el modelo que dirigen está destinado a quebrarlos.

Pero de acuerdo con las cifras manejadas por la presidenta de Consecomercio, el desgaste de la flota del transporte pesado se ha profundizado de manera dramática en apenas un mes, pues Jonathan Durvelle, presidente de Catracentro, había indicado a comienzos de septiembre que el transporte de carga se encontraba paralizado en 40% por falta de cauchos, repuestos y otros insumos.

En ese momento, Durvelle aseguró que el sector estaba “totalmente deprimido”, pues las unidades que paralizadas no cuentan con neumáticos, baterías ni aceites.

Estamos preocupados con la situación del transporte y ahora nos viene esta nueva circunstancia que es el aumento del peaje que incrementó en un 5.400%”, dijo el directivo de Catracentro en esa oportunidad, a propósito de que a partir del 5 de septiembre, entraron en vigencias las nuevas tarifas de los peajes que operan en el estado Carabobo.

La medida que fue adoptada por la administración de Rafael Lacava, impuso una tarifa de Bs.0,50 para los vehículos livianos; de Bs.10,00 para los microbuses de 16 a 32 pasajeros y para los autobuses de más de 32 pasajeros; de Bs.350 para los vehículos de carga liviana y de Bs.400 a Bs.600 para los vehículos de carga pesada, dependiendo del número de ejes.

Si bien Durvelle manifestó que el costo del peaje tiene una incidencia importante sobre el flete, reconoció que no es tan grande el impacto del peaje como el que genera el precio de los cauchos y el aceite para el transporte de carga pesada.

Redacción NotiVenezuela.com