Economía venezolana podría tardar años en recuperarse aún con gobierno de transición, asegura Fitch

06/02/2019 Chris Novoselic

Aunque la nueva oposición venezolana, liderada por el presidente encargado, Juan Guaidó, ha realizado las acciones correctas para eliminar definitivamente la usurpación de poder que mantiene el dictador Nicolás Maduro, por ende devolver al país su estabilidad política, social y económica, los escenarios apuntan a que la nación latinoamericana no se levantará sino hasta muchos años en el futuro.

Según auguró la agencia de calificación Fitch, la reestructuración de la deuda de Venezuela podría demorar años, incluso en caso de una transición política, al considerar la magnitud de las deudas que arrastra el país, por lo que se avecinan duros momentos para la región.

Según detalló el economista y director de la firma demoscópica Datanálisis, Luis Vicente León, el cálculo aproximado de la deuda externa en bonos soberanos emitidos por el Estado que preside Maduro y por la estatal Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa), ya que ambos cotizan en la bolsa y se registran en Estados Unidos (EEUU), es extremadamente abismal.

"La suma de los títulos de deuda del Estado y de Pdvsa estaría en torno a los 175 mil millones de dólares", calculó el experto solo hasta el 2018, al incluir la deuda bilateral, contraída con China y en menor medida con Rusia, además de lo que se debe al Banco Mundial y otros organismos multilaterales.

Le puede interesar: Levantar producción agrícola en Venezuela requiere 1.500 millones de dólares asegura Fedeagro

Por su parte, Maduro suele desviar la atención de sus propios conflictos financieros al señalar que Estados Unidos (EEUU) es un país sumergido en la hiperinflación. Sin embargo, los sólidos fundamentos de la economía estadounidense, aunada a su liderazgo global del dólar hacen que pocos inversores en los mercados duden de su solvencia.

En este sentido, las estimaciones de la firma internacional señalan, con preocupación, una crecida en las deudas que recaerán sobre Venezuela a corto plazo, dadas las recientes demandas de acreedores internacionales que no están dispuestos a otorgar más tiempo de cobranza, tomando en cuenta la mora ya existente.

“La actual crisis política y diplomática de Venezuela aumenta los riesgos de mayor sufrimiento económico en el corto plazo, así como el potencial de una mayor división política interna”, concluyó Fitch Ratings.

Redacción NotiVenezuela.com