Inflación de 2018 cerró en 1.698.488%, informó la Asamblea Nacional (+ tuits)

09/01/2019 Eucaris Megalos

La inflación del año 2018 en Venezuela fue de 1.698.488%, cifra que refleja el fracaso del socialismo del siglo XXI y de quien tiene a cargo las riendas del país: Nicolás Maduro.

La cifra la dio a conocer este miércoles 9 de enero, la comisión permanente de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN) en boca de su presidente Rafael Guzmán, quien indicó además que el índice de precios al consumidor para el mes de diciembre de 2018 fue de 141,75%, mientras que los precios de los productos, bienes y servicios que se transan en la economía siguen experimentando un crecimiento de 3% diario.

El rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas, experimentó un aumento de 123%. Esto quiere decir que los productos más sensibles – que tienen que ver con la alimentación de los venezolanos – fueron los que registraron un mayor incremente de precios.

Venezuela viene experimentando una ola hiperinflacionaria desde finales de octubre de 2017 y tras 14 meses de aumentos dramáticos de precios, la tendencia parece que no va a revertirse en el corto plazo, toda vez que el régimen de Nicolás Maduro sólo sigue adoptando medidas que benefician a las mafias gubernamentales y asfixian a la agroindustria venezolana.

El diputado Guzmán indicó durante una rueda de prensa, que lamentablemente el gobierno pretende ocultar la realidad que a diario viven los venezolanos, cuando impide al Banco Central de Venezuela (BCV), desde el año 2016, ofrecer los indicadores económicos que dan cuenta del colapso del país.

Al respecto indicó que la instancia legislativa emplea los mismos parámetros utilizados por el instituto emisor para medir la inflación. “El gobierno siempre ha ocultado la realidad y la tragedia a los venezolanos y al mundo, pero nosotros en la comisión de Finanzas estamos intentando actuar con la verdad y hemos alertado de los problemas y desenmascarado la tragedia, cada vez que recibimos a los factores productivos”, dijo el parlamentario.

Reveló que esta inflación cercana al 1.700.000% en 2018, ubica a Venezuela entre los tres países con la peor hiperinflación del mundo.

Ese es el resultado de quienes usurpan hoy el gobierno venezolano, los que no toman una sola medida para resolver los problemas del pueblo. Pero además de inflación hay que sumar otro grave problema y es el que tiene que ver con la escasez de los productos de primera necesidad. Hoy son menos los productos que se consiguen en la calle, si el gobierno no decide tomar medidas para frenar la hiperinflación se mantendrá el círculo vicioso”, explicó el parlamentario.

La inflación de 141% fue desagregada de la siguiente manera: alimentos 123%; transporte 167%; restaurantes, comida en la calle y hoteles 197%; y equipamiento del hogar 178%.

También te puede interesar Buniak advierte mayor hiperinflación: La liquidez está en Bs.450 mil millones

Por su parte, el también miembro de la comisión de Finanzas y economista de profesión, diputado José Guerra, dijo que con ese comportamiento en los precios de los productos de primera necesidad, “lo que el 1º de enero de 2018 costaba Bs.1, hoy cuesta Bs.17 mil”.

Esto es una economía dolarizada en el consumo, pero el ingreso de los venezolanos sigue siendo en bolívares, dinero que el gobierno emite de manera inorgánica a través del BCV. Hoy la gran mayoría de los productos que se consiguen en la calle son importados y se necesitan divisas para importarlos”, dijo al recordar que cada vez hay menos divisas porque la producción de petróleo sigue en picada al igual que los precios internacionales del crudo.

Guerra advirtió que al no producir divisas necesarias para la importación de alimentos – porque es política de Estado acabar con la producción nacional – se corre el riesgo de aumentar la posibilidad de una hambruna en Venezuela.

Venezuela enfrenta entonces graves problemas que tienen que ver con la recesión económica, la hiperinflación y la escasez, y el desabastecimiento de productos de consumo masivo.

Se dispararon los precios de los productos pero simultáneamente lo hizo la escasez y ante este panorama el gobierno no hace nada, por el contrario sigue permitiendo al BCV la impresión de dinero sin ningún tipo de control”, agregó Guerra.

A Nicolás Maduro debería avergonzarlo tener los peores registros económicos de todo el mundo, pues incluso a la tasa Dicom (Sistema de Divisas Complementario) que maneja el BCV, el salario mínimo del venezolano es de apenas $6 mensuales.

También refirió el parlamentario que el petro no puede seguir siendo patrón de referencia de nada, pues es una criptomoneda ilegal e inconstitucional, no reconocida por ningún país del mundo, y aseguró que mientras el instituto emisor siga siendo el cajero automático del gobierno a éste nunca le interesará ni convendrá ofrecer al país las verdaderas cifras de la economía venezolana.

Guerra igualmente dijo que el mes más inflacionario del año pasado no fue diciembre sino septiembre y que es un tremendo fracaso para cualquier gobierno tener que reconocer que los precios de los productos crecen 3% diario.

Hay una realidad en Venezuela y es que nadie quiere ganar en bolívares, porque todos saben que el bolívar no tiene valor. En Venezuela hay una dolarización de facto de los servicios, de los alimentos, del consumo, pero no del ingreso de los venezolanos”, acotó.

El economista y exdirectivo del BCV pidió al Ejecutivo dejar de monetizar el déficit presupuestario de la nación. “Se ha dedicado a entregar dólares a las empresas, a Pdvsa y otras empresas del Estado para que financien su déficit presupuestario”.

Redacción NotiVenezuela.com