Iván Duque pide apoyo financiero de OEA y BID para atender el éxodo venezolano

13/09/2018 Victoria

Según estimaciones de la ONU, 2,3 millones de venezolanos han abandonado el país por la crisis sociopolítica y de ellos cerca de un millón se han instalado en Colombia, país al que 35.000 venezolanos cruzan cada día, muchos en busca de bienes de primera necesidad y otros para emigrar de forma definitiva.

Iván Duque, presidente de Colombia, agradeció a Almagro que la OEA haya discutido el tema y conformara un grupo de trabajo, liderado por el exalcalde venezolano David Smolansky, que visitará las fronteras de los países que reciben inmigrantes y luego elaborará un informe en el que se definirán los mecanismos de cooperación regional.

También le puede interesar: Colombia dice que no aguanta sola la avalancha de venezolanos

Por otra parte, Duque felicitó a Almagro por haber denunciado en mayo pasado ante la Corte Penal Internacional (CPI) al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, por presuntos crímenes contra la humanidad.

Almagro visita Colombia con Smolansky, el jefe de la misión de la OEA en Colombia, Roberto Menéndez, y el director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, con quienes estará este viernes 14 de septiembre en Cúcuta, ciudad fronteriza con Venezuela, en la que se reunirá con las autoridades de esa zona para hablar del impacto de la crisis.

El dato relevante

Cúcuta y Villa del Rosario son las poblaciones más afectadas por esta crisis humanitaria. Sus calles están atestadas de venezolanos que se ganan unos pesos como vendedores ambulantes de dulces, gaseosas y hasta electrodomésticos que pasan ocultos en maletas.

El barrio Sevilla de Cúcuta albergó un sitio al que llamaron ‘Hotel Caracas’, un refugio improvisado en el que vivían 616 venezolanos. La existencia de ese campamento –desalojado el pasado 24 de enero por la Policía– fue la evidencia de que la migración venezolana había llegado a límites insostenibles. Una crisis que desbordó ya el calificativo de fronteriza.

En Bucaramanga según cifras de Migración Colombia, hay unos 35.000 venezolanos, 25.000 de ellos ilegales. Muchos han buscado el abrigo en los andenes, compartiendo con los más de 2.000 habitantes de calle. Se los puede ver deambulando con maletas, sábanas, plásticos y cartones en parques como García Rovira, Turbay y Los Niños.

Redacción NotiVenezuela