Maduro denuncia "persecución" de EEUU al oro venezolano

10/11/2018 Alicia Abreo

El jefe de la cúpula gobernante, Nicolás Maduro, denunció la presunta “persecución” en contra del oro nacional desatada por el gobierno de Estados Unidos, y reiteró que pese  a las amenazas, Venezuela mantendrá los proyectos lanzados por su gobierno para su  explotación en el Arco Minero del Orinoco.

“Se ha pretendido desde los Estados Unidos, de manera unilateral, ilegal, perseguir el oro venezolano. ¡Fin de mundo! (…) Suena loco, ¿verdad? (…). Venezuela seguirá produciendo y vendiendo oro”, dijo en un acto transmitido la noche de este viernes por el secuestrado canal Venezolana de Televisión (VTV).

Maduro dijo que recién concluía una reunión de trabajo con miembros de su gabinete económico, en el Palacio de Miraflores, en la que se evaluaron “los avances y la buena marcha” del paquete de medidas en aplicación desde el 20 de agosto, y al que denomina programa de recuperación económica, crecimiento y prosperidad económica.

Sostuvo que Venezuela “jamás acatará órdenes del imperio estadounidense”, por lo que seguirá produciendo, vendiendo y “obteniendo importantes ganancias” con la explotación minera al sur del país para destinar recursos para “la salud, para la educación, para la vivienda del pueblo, para la felicidad del pueblo”.

Le puede interesar Estados Unidos impone sanciones a exportaciones de oro

El 1° de noviembre, la Casa Blanca anunció la firma de un decreto ejecutivo del presidente Donald Trump que impone nuevas sanciones a la dictadura enfocadas en el sector aurífero por estimar que el régimen de Maduro utiliza el oro como un bastión para “financiar actividades ilícitas” y “apoyar a grupos criminales”,  según dijo entonces el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton.

Maduro sostuvo que Venezuela es una potencia aurífera, que está certificando yacimientos que la ubicarán como la segunda reserva mundial de oro y, aseguró, que con la explotación de este recuso el país recibirá unos 5.000 millones de dólares anuales a partir de 2019.

Agregó que con este objetivo firmó 185 contratos de alianza con la minería artesanal del estado Bolívar, que se incorporan al Arco minero del Orinoco y al Plan de Producción de Oro. Estos contratos se suman a los 488 ya suscritos para producir oro y de ellos 36 para producir diamantes.

Contagiado por la “fiebre del oro”, el dictador llamó a la minería artesanal a incorporarse en la regularización, legalización y producción del oro y “arrimar todo su oro a las 54 plantas procesadoras que estamos instalando e inaugurando”.

También hizo un llamado a la clase obrera para que invierta sus aguinaldos y utilidades de fin de año en la criptomoneda oficial, el petro, y en los “lingoticos” de oro, y ordenó a su equipo  “el mayor esfuerzo posible para informar, motivar e incorporar al pueblo en el Plan de Ahorro”.

Redacción NotiVenezuela.com