Maduro insiste en impedir el ingreso de ayuda humanitaria y manda 700 funcionarios del Sebin a la frontera

10/02/2019 Chris Novoselic

Tal parece que la dictadura del régimen de Nicolás Maduro se niega a ceder ante la postura de dejar entrar la ayuda humanitaria proveniente de los Estados Unidos (EEUU), con referencia al bloqueo en la frontera colombo venezolana, cuyos esfuerzos han sido enmarcados en la militarización masiva.

En este sentido, para evitar el acceso de la ayuda humanitaria al país, el usurpador ha comenzado a utilizar las fuerzas policiales  y servicios de inteligencia para continuar la negativa de la entrada de alimentos y medicinas que ayudarían a paliar la incesante crisis gestada por el mismo sistema de gobierno socialista.

Maduro ordenó el traslado de 700 funcionarios de la Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) al estado Táchira, específicamente a la frontera de Colombia y Venezuela, según confirmó el periodista Luis Gonzalo Pérez a través de su cuenta oficial en Twitter.

Le puede interesar: Subalterno de la Fanb de sumó a los detractores de Maduro

Por consiguiente, el régimen busca evitar el acceso de la ayuda humanitaria a toda costa, en vista que al ingresar los insumos y medicamentos, Maduro reconocería la inclemente crisis que se ha desencadenado en el país, lo que se traduciría en un rompimiento del discurso político desfasado, que la administración chavomadurista ha mantenido para aliviar sus tensiones internas.

No obstante, el Gobierno usurpador ha levantado duras matrices de opinión en su contra luego  que el líder chavista enviara el pasado 8 de febrero cerca de 100 toneladas de ayuda humanitaria a Cuba tras el tornado que azotó a la isla, mientras el pueblo venezolano se enfrenta a la reaparición de enfermedades erradicadas en el continente, desnutrición, altos índices de mortalidad infantil y una diáspora migratoria sin precedentes en la historia de Latinoamérica.

Redacción NotiVenezuela.com