Petrolera francesa Total podría recular y quedarse en Venezuela pese a sanciones

11/02/2019 Chris Novoselic

Luego de las sanciones impuestas por el Gobierno de los Estados Unidos (EEUU) contra el régimen de Nicolás Maduro, que desencadenaron una serie de bloqueos petroleros cuyas repercusiones comenzaron a notarse a escasos días con la paralización de contratos por parte de inversores extranjeros con la estatal Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa), las refinerías apostadas en suelo venezolano comenzaron a retirarse del mercado venezolano.

Entre las principales empresas extranjeras que, por los ricos yacimientos de crudo extrapesado  en Venezuela, específicamente en la Faja del Orinoco, está la petrolera francesa Total, la cual se vio movida ante las advertencias por parte de EEUU sobre sancionar a cualquier industria que tranzara acuerdos en materia petrolera con la administración de Maduro.

No obstante, pareciera que las consideraciones del presidente ejecutivo de Total, Patrick Pouyanné, apuntaran a una posible renegociación con Pdvsa pese a las repercusiones que dicha relación podría traer a la industria extranjera.

Le puede interesar: Régimen apuesta por canjear petróleo con India

En este sentido, la alta directiva de Total comenzó a evaluar la posibilidad de permanecer en Venezuela aunque la opción aún deberá ser sometida a discusión del alto consejo ejecutivo de la petrolera francesa.

“Primero, tenemos que entender cuáles son exactamente las sanciones (...) evaluaremos, pero creo que podemos quedarnos”, dijo Pouyanné al margen de un foro de energía en El Cairo.

Por otro lado, Pouyanné, había informado el pasado ocho de febrero que la compañía evacuó su personal de Venezuela, donde las cuentas de la empresa quedaron bloqueadas por las sanciones estadounidenses.

“Decidimos evacuar a la totalidad del personal de Venezuela a la vista de lo que está pasando” desde “el pasado lunes (cuatro de febrero)”, afirmó Pouyanné, citado por el diario Gestión.

Cabe destacar que para la empresa francesa, Venezuela representa una comercialización de 50 mil barriles al día, una cifra que no pesa mucho sobre una producción general de 3 millones de barriles.

Con respecto a las dificultades que posiblemente puedan desestimar, Pouyanné confirmó que  “las cuentas están bloqueadas a causa de las decisiones estadounidenses (…) El otro problema que tenemos es que, a la vista de esas sanciones, ya no podremos dirigir las operaciones de Venezuela desde EEUU sino desde Europa”.

Sin embargo, desde la comunidad europea, el alto parlamento del viejo continente comenzó a evaluar las posibilidades de sancionar a nivel petrolero a Maduro, lo que suprimiría totalmente las posibilidades de altas compañías pertenecientes a Europa, aunque dichas medidas aún no han sido discutidas en profundidad.

Redacción NotiVenezuela.com