Presidente del TSJ quedó en ridículo al juramentar a Maduro

10/01/2019 Chris Novoselic

Contra toda advertencia y acciones radicales de la comunidad internacional que apuntan al aislamiento de Venezuela en materia diplomática y económica, este jueves 10 de enero, quedó perpetuado una vez más, de manera ilegítima e inconstitucional el nuevo periodo presidencial del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, quien impondrá su poder durante el periodo 2019-2025.

Así lo declaró el magistrado presidente del Tribunal Supremos de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, quien en plena juramentación evidenció el desconocimiento de los protocolos presidenciales al olvidar las líneas discursivas que marcarían la continuidad del socialismo en el país.

Maduro “juró” cumplir su nuevo mandato siguiendo los preceptos establecidos en la Constitución, al tiempo que Moreno se tornó nervioso entre tartamudeos que opacaron la supuesta solemnidad e importancia que la administración socialista ha reafirmado desde el anuncio de la juramentación.

Le puede interesar: Venezolanos en el mundo elevaron su voz para desconocer al régimen de Maduro (+Twits)

Finalmente, se le impuso la banda presidencial a Maduro para sellar la ilegalidad de tal acontecimiento, al tiempo que sonaban las líneas del Himno Nacional. Acto seguido, se leyó el acta de juramentación, para ser firmada y dar inicio a las declaraciones del aún mandatario.

Sobre la juramentación ante el TSJ

Según las leyes venezolanas, el acto sólo se realizaría en el TSJ si hubiera algún "motivo sobrevenido" que impidiese al mandatario acudir a la sede del Poder Legislativo, que actualmente está en pleno uso de poderes tras la renovación de su gabinete directivo.

Al respecto, Moreno explicó que ante el denominado “desacato” que sentenció a la Asamblea Nacional (AN), la juramentación fue precedida por las autoridades del poder judicial venezolano con “amplio carácter constitucional”.

El punto focal que ha marcado la juramentación ilegal e ilegítima parte del adelanto de las elecciones presidenciales en 2018 que fueron convocados por la Asambles Nacional Constituye (ANC), ente no reconocido por la comunidad internacional.

Cabe destacar que, la implantación de la ANC violó el artículo 347 de la Constitución venezolana la cual estipula que una constituyente debe ser convocada previamente por los ciudadanos.

No obstante, el Poder ejecutivo la eligió de manera directa para su posterior implantación al no considerar "necesario ni constitucionalmente obligante, un referéndum consultivo previo para la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente", según sentencia de la Sala Constitucional del TSJ N° 378.

Las opiniones se hicieron sentir ante estas declaraciones de Moreno pues, el poder investido en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), como “máximo ente parlamentario” cuyo fin es “velar por el cumplimiento de los artículos establecidos en la Carta Magna”, no fue suficiente para delegar la responsabilidad de imponer el nuevo mandato presidencial de Maduro

“¿Por qué no ante la Asamblea Nacional Constituyente y su poder “supraconstitucional”? ¿Será porque no la reconocen en el exterior?” cuestionó la periodista Lonena Méndez a través de su cuenta oficial en Twitter.

Redacción NotiVenezuela.com