Venezolano demanda a LaMia por siniestro de avión del Chapecoense

27/11/2018 Alicia - Seuc

El empresario venezolano, Ricardo Albacete Vidal, demandó por 13 millones de dólares ante la justicia de Bolivia a la aerolínea LaMia y a la aseguradora Bisa por al siniestro del avión con el plantel del club de fútbol brasileño Chapecoense, ocurrido hace dos años cerca de Medellín, Colombia.

“No queremos más alegaciones dilatorias, simplemente pretendemos que la empresa LaMia, junto con su aseguradora Bisa, cumplan con las prestaciones de seguros otorgados dentro de las pólizas de aeronavegación”, dice el alegato presentado por Albacete a través de un abogado local.

Según el escrito, publicado el martes por el tabloide boliviano El Deber de la ciudad de Santa Cruz, y reseñado en un despacho de la agencia AFP,  la demanda obedece a daños y perjuicios que estima en unos 13 millones de dólares.

Albacete Vidal, radicado en España, se considera el único propietario legal del jet Avro RJ85 que se accidentó en tierras colombianas, así como de otras dos naves similares que se encuentran retenidas en Bolivia y que habían sido arrendadas a LaMia.

El 28 de noviembre de 2016 el avión de LaMia, con bandera boliviana, se precipitó poco antes de llegar al aeropuerto José María Córdova, a unos 20km de Medellín, con la delegación del brasileño Chapecoense que viajaba para disputar la Copa Sudamericana en su primera final internacional frente al Atlético Nacional.

En el accidente murieron 71 personas, entre ellas 19 jugadores, 14 miembros de la comisión técnica y nueve directivos del club brasileño, periodistas, miembros de la tripulación. Sólo seis ocupantes sobrevivieron: una azafata, un técnico de aviación, un periodista y tres jugadores.

Una investigación de autoridades colombianas concluyó que la nave cayó por falta de combustible.

La aerolínea que se negó a despegar en Venezuela

Línea Aérea Merideña Internacional de Aviación (LaMia) fue el nombre original de la aerolínea que sigue acaparando titulares de la prensa internacional, luego de enlutar al mundo del deporte.

Un recuento de su historia, publicado por el portal La Hora Digital, de Margarita, señala que fue fundada por Ricardo Albacete en 2009 en el estado Mérida, con proyectos de ampliar vuelos hacia Caracas, Maracaibo, Barquisimeto, Las Piedras, Valencia, Margarita, Los Roques y Canaima.

Inmediatamente recibió el apoyo del entonces gobernador Marcos Díaz Orellana (Psuv), que se encargó de gestionar los permisos para que la empresa comenzara a operar, pero esto nunca ocurrió, por lo que Albacete ofreció el negocio al gobernador oficialista de Nueva Esparta, Carlos Mata Figueroa.

Le puede interesar Nike se declaró “preocupada”: Caen acciones de la Juventus por escándalo de CR7 con la exmodelo

Sin ningún vuelo comercial a cuesta, la aerolínea se muda a la isla de Margarita, pero esta vez bajo el nombre de Línea Aérea Margarita Internacional Aviación, para así conservar las mismas iniciales. El 3 de noviembre de 2013, el gobernador Mata Figueroa celebró la llegada a Margarita del único avión de Lamia, un jet British Aerospace BAE-RJ85.

“Lamia es nuestra línea margariteña, neoespartana. Al fin Margarita tendrá una empresa aérea propia y desde aquí vamos a ir a diferentes partes de Venezuela y del exterior, ya que cubrirá rutas nacionales e internacionales", indicó en su momento Mata Figueroa.

Pero la crisis económica y la falta de certificación de las aeronaves impidió nuevamente que los vuelos despegaran en territorio venezolano, y su dueño la traslada a Bolivia, donde arranca operaciones en noviembre de 2015 bajo con el nombre de LaMia Corporation SRL.

En Bolivia la compañía pasa a manos de Marco Antonio Rocha y el piloto Miguel Quiroga, quien estaba al mando de la aeronave que cayó en Medellín. La justicia boliviana declaró como prófugo a Rocha, quien se presume está en Colombia.

Un dato es que la aeronave siniestrada había trasladado anteriormente a otras selecciones de fútbol, incluyendo al equipo nacional de Argentina, pues parte del negocio de la aerolínea estaba en ofrecer vuelos chárter no regulares a equipos de fútbol latinoamericanos, debido a su bajo costo y la flexibilidad en vuelos fletados.

Las otras dos aeronaves de LaMia fueron confiscadas por la Fiscalía de Bolivia, que abrió una investigación sobre los procesos legales de otorgamiento de permisos a la línea aérea, las mismas que ahora está reclamando Albacete.

Redacción NotiVenezuela.com