WSJ: Petrolera Chevron evalúa su salida de Venezuela

08/11/2018 Alicia

Luego de casi un siglo de operaciones en Venezuela, la petrolera estadounidense Chevron Corp. está evaluando si es el momento de arriar velas y salir del país, según una versión divulgada este jueves por el diario Wall Street Journal (WSJ).

Personas familiarizadas con las deliberaciones de la directiva de la compañía, dijeron al medio especializado en economía y negocios que el dilema de Chevron es “tanto moral como comercial”.

“La compañía sabe que una retirada podría desencadenar un colapso de las finanzas del gobierno, porque una parte significativa de sus escasos ingresos en moneda dura proviene de operaciones conjuntas con Chevron”, explicaron las fuentes consultadas por el diario.

Agregaron que, por otra parte, la empresa sopesa el riesgo de dañar su reputación al ser vista como un apoyo a un régimen autoritario sancionado por el gobierno de Estados Unidos.

Chevron es la más grande de las pocas compañías estadounidenses que aún operan en Venezuela, la única que decidió permanecer luego de que el gobierno de Hugo Chávez revirtiera, en 2006, el proceso de apertura petrolera, y las operadoras fueran expropiadas u obligadas a establecer empresas mixtas con el Estado con participación accionaria minoritaria.

Así, Chevron acordó mantenerse con una participación accionaria de 30% en la empresa mixta petrolera PetroPiar, que opera en la faja petrolífera del Orinoco un yacimiento de crudo extrapesado y una refinería con capacidad de 210.000 barriles diarios.

Le puede interesar Shell estaría negociando liquidación de sus activos en Venezuela

En abril de este año, el presidente de Petropiar, Pedro Coronill Trejo, dos gerentes y otros tres ejecutivos de empresas relacionadas, fueron detenidos en medio de la supuesta desarticulación de una red de corrupción, según refirió entonces el fiscal general designado por la ilegítima asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab.

Según la versión del diario neoyorquino, este hecho, y otros temas sensibles, como los retrasos en los pagos por parte de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y las exigencias del partido del régimen (Psuv) a los trabajadores de la empresa mixta de participar obligatoriamente en marchas y actos en apoyo a la dictadura, pesan mucho en la evaluación de la situación del país, que la directiva cree que puede empeorar.

Las fuentes del WSJ señalan que el escenario se ha complicado con los números rojos que presentan los balances de la empresa de 2015 a 2017. Aunque este año habría obtenido ganancias gracias a mejores precios del crudo, el beneficio es modesto y no compensa las pérdidas de esos años.

Chevron también tendría en sus manos un informe de la consultora internacional GlobalData.

Según WSJ, dicho informe revela que los campos petroleros en el país “están envejeciendo” y, a menos que se abran más reservas, el trabajo de Chevron en Venezuela se agotará en menos de cinco años.

A mediados de octubre pasado la angloneerlandesa Royal Dutch Shell vendió a un grupo francés su participación de 40% en una empresa mixta que bombea petróleo en el Lago de Maracaibo.

Redacción NotiVenezuela